Pap smears and HPV- are you up to date?


Many patients dread going to the doctor for their pap smear. However, this screening test is important and potentially life-saving.


First of all, what is a pap smear? A pap smear is a test that is used to detect pre-cancer or cancer changes in cells of the cervix. The majority of cervical cancers are caused by a virus called human papillomavirus or HPV. This virus is sexually transmitted and the strains that cause cancer have no symptoms, so most adults become infected with this virus at some point without knowing it. The virus usually is cleared from your body by your immune system, but in some cases the infection stays longer and causes pre-cancerous changes in the cells of your cervix. HPV can also infect other parts of the body and cause cancers there as well, including head and neck cancers, penile cancers, and rectal cancers.


During a pap smear, a sample of cells are collected from the cervix and sent to a laboratory, where they are reviewed under a microscope to look for changes that could indicate a pre-cancer or cancer. A pap smear is done during a pelvic exam, but not all pelvic exams include pap smears. This is a common misconception and leads to confusion for many patients who are not sure when their last pap smear was. Pap smears are part of preventive care and are generally done only in your primary care doctor or OB/GYN's office, if you had a pelvic exam done in an emergency department or urgent care then a pap smear was almost certainly not done.


The guidelines on when and how often we need to have pap smears change as we learn more and develop better technology. Currently, pap smears are recommended for all patients with a cervix starting at age 21 and if they are normal, should be repeated every 3 years until the age of 30. If the pap smear is abnormal, an HPV test may be done to see if further testing is needed. After the age of 30, all pap smears include a test for HPV, so if the cells look normal and the HPV test is negative the risk of cancer is very low and pap smears can be spaced out to every 5 years. Depending on your personal and family health history, your doctor may have different recommendations for you, so it is important to make sure you have a preventive visit with your primary care doctor every year so they can keep you up to date on the specific screenings you need.


The vaccine for HPV has been available in the United States since 2006 and is recommended for boys and girls starting at age 11. This vaccine can drastically reduce the risk of cervical cancer and other HPV-related cancers. If you did not receive this vaccine series in your teens, you can still protect yourself! The vaccine may be less effective as you get older, but is currently FDA approved up to the age of 45. If you do become infected with HPV, the best way to take care of yourself is to keep your immune system healthy by eating well, exercising, getting enough sleep, and avoiding smoking or exposure to secondhand smoke.


If you are in the Houston area and need to get up to date on your pap smear, Dr. Berens specializes in comprehensive women's health care. Pap smears are included in our primary care membership and no insurance is needed to become a member. Learn more about our practice and becoming a patient here or feel free to contact us at any time.


Papanicolaou y VPH: ¿está al día?


Muchos pacientes temen ir al médico para hacerse la prueba de Papanicolaou. Sin embargo, esta prueba de detección es importante y potencialmente salva vidas.


¿Qué es una prueba de Papanicolaou? Una prueba de Papanicolaou es una prueba que se usa para detectar cambios precancerosos o cancerosos en las células del cuello uterino. La mayoría de los cánceres de cuello uterino son causados ​​por un virus llamado virus del papiloma humano o VPH. Este virus se transmite sexualmente y las cepas que causan el cáncer no presentan síntomas, por lo que la mayoría de los adultos se infectan con este virus en algún momento sin saberlo. El virus generalmente es eliminado de su cuerpo por su sistema inmunológico, pero en algunos casos la infección permanece más tiempo y causa cambios precancerosos en las células de su cuello uterino. El VPH también puede infectar otras partes del cuerpo y causar cánceres allí también, incluidos cánceres de cabeza y cuello, cánceres de pene y cánceres de recto.


Durante una prueba de Papanicolaou, se recolecta una muestra de células del cuello uterino y se envía a un laboratorio, donde se revisan con un microscopio para buscar cambios que puedan indicar un precáncer o cáncer. Una prueba de Papanicolaou se realiza durante un examen pélvico, pero no todos los exámenes pélvicos incluyen pruebas de Papanicolaou. Este es un concepto erróneo común y genera confusión en muchos pacientes que no están seguros de cuándo fue su última prueba de Papanicolaou. Las pruebas de Papanicolaou son parte de la atención preventiva y, por lo general, se realizan solo en el consultorio de su médico de atención primaria o en el consultorio de un obstetra/ginecólogo; si se realizó un examen pélvico en un departamento de emergencias o en atención de urgencia, es casi seguro que no se realizó una prueba de Papanicolaou.


Las pautas sobre cuándo y con qué frecuencia debemos hacernos una prueba de Papanicolaou cambian a medida que aprendemos más y desarrollamos una mejor tecnología. Actualmente, las pruebas de Papanicolaou se recomiendan para todas las pacientes con cuello uterino a partir de los 21 años y, si son normales, deben repetirse cada 3 años hasta los 30 años. Si la prueba de Papanicolaou es anormal, se puede realizar una prueba de VPH para ver si se necesitan más pruebas. Después de los 30 años, todas las pruebas de Papanicolaou incluyen una prueba de VPH, por lo que si las células se ven normales y la prueba de VPH es negativa, el riesgo de cáncer es muy bajo y las pruebas de Papanicolaou pueden espaciarse cada 5 años. Dependiendo de su historial de salud personal y familiar, su médico puede tener diferentes recomendaciones para usted, por lo que es importante asegurarse de tener una visita preventiva con su médico de atención primaria todos los años para que puedan mantenerlo actualizado sobre las pruebas de detección específicas que realiza. necesitar.


La vacuna contra el VPH ha estado disponible en los Estados Unidos desde 2006 y se recomienda para niños y niñas a partir de los 11 años. Esta vacuna puede reducir drásticamente el riesgo de cáncer de cuello uterino y otros cánceres relacionados con el VPH. Si no recibió esta serie de vacunas en su adolescencia, ¡aún puede protegerse! La vacuna puede ser menos efectiva a medida que envejece, pero actualmente está aprobada por la FDA hasta los 45 años. Si se infecta con el VPH, la mejor manera de cuidarse es mantener su sistema inmunológico saludable: comer bien, hacer ejercicio, dormir lo suficiente y evitar fumar o la exposición al humo de segunda mano.


Si se encuentra en el área de Houston y necesita ponerse al día con su prueba de Papanicolaou, el Dr. Berens se especializa en atención médica integral para mujeres. Las pruebas de Papanicolaou están incluidas en nuestra membresía de atención primaria y no se necesita seguro para ser miembro. Obtenga más información sobre nuestra práctica y cómo convertirse en paciente aquí o no dude en contactarnos en cualquier momento.

5 views0 comments

Contact Us 

VIDA Family Medicine

721 E 14th St,

Houston, TX 77008

Subscribe to Get Our Newsletter

arrow&v

©2020 by VIDA Family Medicine. Designed by Strands of Silver Co.